En Español

La Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo

English

Antecedentes

En la década del 60’, los americanos que conocían  únicamente el potencial de la “igual protección de las leyes” esperaban que el presidente, el Congreso y las cortes cumplieran con la promesa de la decimocuarta enmienda. Como respuesta, las tres ramas del gobierno federal--al igual que el público en general--debatían una cuestión constitucional fundamental:¿La prohibición constitucional de negar protección igualitaria siempre prohíbe el uso de criterios raciales, étnicos o de género con el fin de lograr justicia y beneficios sociales?

En 1964 el Congreso aprobó la Ley Pública 88-352 (78 Stat. 241). Las provisiones de esta ley de derechos civiles prohíben la discriminación basada en cuestiones de sexo o raza en la contratacion, promocion y en el despido. La palabra “sexo” se agregó en ultimo momento. De acuerdo con la West Encyclopedia of American Law, el Representante Howard W. Smith (D-VA) añadió la palabra. Sus críticos argumentaban que Smith, un sureño conservador opositor de los derechos civiles federales, lo hizo para aniquilar el proyecto de ley. Smith, sin embargo, argumentó que había enmendado el proyecto de ley en consonancia con su apoyo a Alice Paul y el Partido Nacional de la Mujer con quienes había estado trabajando. Martha W. Griffiths (D-MI) lideró la lucha para mantener la palabra “sexo” en el proyecto de ley. En la legislación final, la Sección 703 (a) hacía  ilegal que un empleador se “negara o rehusara a contratar o despedir a cualquier individuo o discrimine de cualquier forma a algún individuo con respecto a su compensación, términos, condiciones, privilegio o empleo basado en la raza, color, religión, sexo u origen nacional de dicho individuo.” El proyecto final también permitía que el sexo fuese una consideración cuando el mismo sea una cualificación genuina para el trabajo. El Título VII del acta creó la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC por sus siglas en inglés)  para que implementaran la ley.

 

La legislación posterior expansion el rol de la EEOC. Hoy, de acuerdo al U.S. Government Manual of 1998-99, la EEOC aplica leyes que prohíben la discriminación basada en cuestiones de raza, color, religión, sexo, origen nacional, incapacidad o edad a la hora de contratar, promover, despedir, fijar salario, examinar, entrenar y todo el resto de términos y condiciones del empleo. La raza, color, sexo, credo y edad ahora son categorías protegidas. La propuesta de añadir a cada grupo al estatus de categoría protegida desató un debate furioso. Pero ningunas palabras estimulan la pasión del debate más que “acción afirmativa”.

De acuerdo con West, el término acción afirmativa “refiere a ambos programas obligatorios y voluntarios destinados a afirmar los derechos civiles de los individuos de determinadas clases mediante la adopción de medidas positiva para protegerlos” de la discriminación. El problema segun la mayoria de los americanos es la justicia: ¿ Debería la cláusula de protección igualitaria de la decimocuarta enmienda ser utilizada para avanzar la libertad de una clase de individuos por buenas razones aún cuando la misma acción infringe en la libertad de otra?

La EEOC, como organismo regulador independiente, desempeña un papel importante en el tratamiento de esta cuestión. Desde su creación en 1964, el Congreso ha ampliado gradualmente los poderes de la EEOC para incluir la autoridad investigadora, la creación de programas de conciliación, la presentación de demandas y la realización de programas de asistencia voluntaria.
Mientras que la Ley de Derechos Civiles de 1964 no mencionó las palabras acción afirmativa, sí autorizó a la burocracia a hacer reglas para ayudar a acabar con la discriminación. La EEOC lo ha hecho.

Hoy en día, la autoridad reguladora de la EEOC incluye la aplicación de una serie de leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo. Según el propio sitio web de la EEOC, éstos incluyen el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 que prohíbe la discriminación en el empleo por motivos de raza, color, religión, sexo u origen nacional; La Ley de Discriminación por Edad en el Empleo de 1967, y sus enmiendas, que prohíbe la discriminación en el empleo contra personas mayores de 40 años; La Equal Pay Act de 1963 que prohíbe la discriminación basada en el género en compensación por trabajos sustancialmente similares en condiciones similares; Título I de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades de 1990 que prohíbe la discriminación en el empleo basada en la discapacidad tanto en el sector público como en el privado, excluyendo al gobierno federal; La Ley de Derechos Civiles de 1991 que prevé daños monetarios en caso de discriminación intencional; Y la Sección 501 de la Ley de Rehabilitación de 1973, según enmendada, que prohíbe la discriminación laboral contra empleados federales con discapacidades. El Título IX de la Ley de Educación de 1972 prohíbe la discriminación de género en los programas de educación, incluyendo el atletismo que recibió dólares federales. A finales de 1970 el Congreso aprobó la Ley de Discriminación por Embarazo. Esto hizo ilegal para los empleadores excluir el embarazo y el parto de su licencia por enfermedad y planes de beneficios de salud.

Los presidentes también contribuyeron, empleando una serie de órdenes ejecutivas. El primer uso de la frase "acción afirmativa" en una orden ejecutiva  apareció en marzo de 1961, cuando el presidente John F. Kennedy firmó E.O. 10925. El presidente Lyndon B. Johnson ordenó a todas las agencias ejecutivas a exigir a los contratistas federales a "adoptar medidas positivas para garantizar que los solicitantes sean empleados y que los empleados sean tratados durante el empleo sin distinción de raza, color, religión, sexo u origen nacional." Una orden ejecutiva de 1969 exigía que todos los niveles de servicio federal ofrecieran igualdad de oportunidades para las mujeres y estableció un programa para implementar esa acción. El Departamento de Trabajo del presidente Richard Nixon adoptó un plan para exigir a los contratistas federales de evaluar a sus empleados para identificar el género y la raza y para establecer metas para acabar con cualquier subrepresentación de las mujeres y las minorías. En la década de 1990 las administraciones demócratas y republicanas habían tomado una variedad de acciones que resultaron en 160 diferentes programas federales de acción afirmativa. Los gobiernos estatales y locales seguían su ejemplo.


Los tribunales también abordaron la acción afirmativa. Además de ocuparse de la raza, el color, el credo, y la edad, a partir de los años 70 en adelante, la corte trató con cuestiones del género. Anuló requisitos arbitrarios de peso y estatura (Dothard v. Rawlinson), borró la licencia mandatoria por embarazo (Cleveland Board of Education v. LaFleur), permitió a los empleadores públicos utilizar cuidadosamente los planes de acción afirmativa para remediar la discriminación específica del pasado que dio lugar a que las mujeres y minorías fueran subrepresentadas en el ámbito laboral (Johnson v. Transportation Agency, Condado de Santa Clara), y mantuvo las leyes estatales y locales que prohibían la discriminación de género.

 

A finales de la década de 1970 todas las ramas del gobierno federal y la mayoría de los gobiernos estatales habían tomado por lo menos alguna acción para cumplir la promesa de igual protección bajo la ley. La EEOC sirvió como agente de implementación y queja. Su activismo dividió a liberales y conservadores, iluminando sus opiniones diferentes sobre el alcance apropiado del gobierno. En general, los liberales políticos abogaron por la creación de la EEOC como el nacimiento de una autoridad reguladora federal que podría promover el objetivo de la igualdad mediante el diseño de políticas para ayudar a los históricamente desfavorecidos, incluidas las mujeres y las minorías. Por el contrario, los conservadores políticos vieron a la EEOC como una violación de su creencia en menos regulaciones gubernamentales y menos políticas federales. Para ellos, la creación de una economía fuerte, libre de intervención gubernamental, produciría ganancias que beneficiarían a los históricamente desfavorecidos. Incluso el segmento no ideológico de la población estadounidense se preguntaba: ¿Qué debe hacer el gobierno, si es que algo, para garantizar la igual protección bajo la ley?

En el año fiscal 1997, la EEOC recaudó $ 111 millones de dólares en beneficios financieros para las personas que presentaron demandas de discriminación. Sus recientes esfuerzos exitosos incluyen un acuerdo de $ 34 millones en un caso de acoso sexual con Mitsubishi Motor Manufacturing de América, resultando en la adopción de la compañía de cambios en su política de prevención del acoso sexual. Trabajando con programas estatales y locales, la EEOC procesa 48,000 reclamaciones anualmente.

Otros Recursos

Sitio Web de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (www.eeoc.gov)

Clark, Charles. "Sexual Harassment: Men and Women in Workplace Power Struggles." Washington, DC: Congressional Quarterly, Inc., 1991.

Los documentos

Ley de los Derechos Civiles de 1964

Vea el documento completo en nuestro catalogo en linea. Descarge el PDF.

National Archives and Records Administration

General Records of the U.S. Government

Record Group 11

National Archives Identifier: 299891

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Top